THE FACE

Cuerpo

Esta es el área más extensa y podemos glorificarla con la pureza del ácido hialurónico y la innovación tecnológica.

  • Brazos
  • Con la edad, los brazos pueden dar paso al tiempo y la gravedad. Y sabemos que el tono y la elasticidad son la clave para el resurgimiento de su belleza y la tuya.

    Los brazos, especialmente en la parte interna, son el punto débil de muchas mujeres mayores de 40 años. El envejecimiento en esta zona suele ser evidente, con relajación de los tejidos y flacidez de la piel. La causa es un descenso fisiológico de la síntesis de colágeno, pero con el ácido hialurónico ultrapuro se puede conseguir la auténtica biorreestructuración de la dermis y despedirse del antiestético “efecto cortina”.
  • Abdomen y piernas
  • La zona periumbilical y las piernas merecen ser realzadas como todas las demás partes del cuerpo, porque ayudan a hacerte bella y auténtica. Ambas necesitan cuidados y tratamientos dermoestéticos que las hagan lucir como verdaderas obras maestras.

    Embarazo y envejecimiento, pérdida de peso o sedentarismo. Las razones son diferentes, pero el resultado es el mismo: una relajación de la cintura, el torso y las piernas, a menudo combinada con antiestéticas estrías. En cualquier caso, se puede recuperar la tonicidad perdida, estimulando la producción de nuevo colágeno y la restauración de las estructuras de soporte de los tejidos, con la acción bioestimulante natural del ácido hialurónico.